Sant Chuan d’a Penya/San Juan de las peña y la leyenda de los 300

DSC01785

“Corría el s.VIII cuando el noble Voto salió a cazar en caballo por los montes del prepirineo cuando un ciervo se cruzó en su camino, rápidamente comenzó la persecución monte a través, cuando iba a dar alcance al animal, este se despeña por un precipicio que no se apreciaba, el caballo a la misma velocidad que el ciervo para en seco, guardando el equilibrio con las patas delanteras  al aire y las traseras congeladas al borde del precipicio. Voto se bajo como pudo templando y besando el suelo y rezando a todo santo del que tenía memoria. Curioso por la caída del ciervo y casi la suya propia decide descender por el acantilado. El caso es que donde debería de estar el cadáver del ciervo encuentra una cueva y en ella un cadáver apoyado sobre una piedra con una inscripción grabada:

“Yo, Juan, primer anacoreta de este lugar, habiendo despreciado el siglo por amor de Dios fabriqué, según alcanzaron mis fuerzas, esta iglesia en honor de San Juan, y aquí reposo”.

 

Le da santo entierro y se lo cuenta a su hermano Felix, que conmovido por la historia se instala con él en la cueva de Uruel donde se hacen los dos anacoretas, pronto se les unen otros venidos de Zaragoza; Benedicto y Marcelo.

DSC01792

Un buen día aparecen 300 caballeros cristianos, que les explican que pronto habrá una nueva contienda y reunidos con los monjes y tras unas liberaciones proclaman el que será el primer rey de navarros y aragoneses, el primer rey de Sobrarbe; Garcí Gimenez (Aunque también se cree que fue Iñigo Arista o que los dos fueron las mismas personas, Iñigo pertenecía a la casa Gimena))

El primer rey de los pueblos del pirineo sale del monasterio con sus hombres para tomar Aínsa en inferioridad de numero y fuerzas, pero eso es otra historia…”

IMG_20160402_155136

 

La construcción (y ampliación) mayor del monasterio se inicia en el año 1026 al amparo de Sancho el Mayor. En 1071 el rey Sancho Ramirez cede el monasterio a los monjes cluniacenses, destaca el claustro cuyos capiteles de clara influencia jaquesa datan del siglo XI y XII en los que aparecen diferentes escenas bíblicas.

En el piso superior se encuentra el panteón real, el cual durante cinco siglos se hacen enterrar monarcas de Navarra y Aragón (aunque su aspecto actual data del siglo XVIII).

Si bien se cree, que las crónicas Artúricas no son otras que la historia de Alfonso de Pamplona y Aragón, y de sus caballeros, occitanos aragoneses y navarros, lo cierto es que el Santo Grial fue guardado por los monjes antes de ser trasladado a Zaragoza y posteriormente a Valencia. Por lo que le da otra vuelta más a la similitud entre las leyendas y el reino de Aragón (D’ragón)

IMG_20160402_154957

 

Pero que mientras el monasterio viejo, de los viejos reinos protege las leyendas de las montañas, dos kilómetros más arriba sobre un llano se encuentra el monasterio nuevo.

La construcción data del año 1676 hasta el siglo XIX. Después de que es abandonado en 1835 el edificio comienza a deteriorarse hasta convertirse en ruinas.

Hasta que el gobierno de Aragón comete una profunda reconstrucción y crea un centro de interpretación y una Hospedería

DSC01818

 

 

Fotografía: María @mariabarryord y Dalber @enreligada

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s